Del objetivo al subjetivo: Iñaki Marquina (night.noise).

Fue por el año 2008 cuando conocí en el mundo de los foros a Iñaki Marquina  (night.noise). Ver sus trabajos y leer sus comentarios resultó para mí entender la fotografía de una manera especial, de una forma subjetiva. Iñaki fue el primer subjetivo en mi pasión por la fotografía.

Los trabajos de Iñaki no se ven, no se observan. Sus trabajos son para caminar por ellos. Sus paisajes entrópicos, su forma de transforma espacios, su manera de interpretar lugares hace que nuestra mente se abra, que viaje. Iñaki nos incorporó un personaje propio, un personaje que muchos de nosotros no podremos olvidar, un personaje que nos ha marcado en nuestra trayectoria, Iñaki nos dio su “paragonauta”. Quizás ese paragonauta es un autorretrato, quizás fue el personaje que propició los paisajes entrópicos. Pero el propio Iñaki nos decía “Hasta en mi momento más crítico, la imagen que más catarsis me ha traído, el personaje no estaba protegido por el paraguas. Quizá era el comienzo de cierta apertura pero al final salió mal y el paraguas volvió a su sitio”

Quizás una forma de trascender. Quizás el inicio de un viaje subjetivo.

150116023_2

 

 

¿Cómo nacen los “paisajes entrópicos”?

Los paisajes entrópicos surgen después de no saber enseñar a través de un foto tradicional lo que considero que es algo que debemos parar a observar.

Considero que el primero fue pura casualidad, o simplemente aquel entrenamiento creativo e intenso que llevamos a cabo en los foros entre todos. Ver y hacer, ver y hacer. Y de repente surgió la idea. Como aquel burro que tocó la flauta por casualidad salió y funcionó. Así que tuve que descubrir que deslocalizar y recomponer era el medio para llegar.

Ahora veo el elemento arquitectónico y me planteo el reto. Busco y rebusco el escenario, no es tarea fácil: perspectiva, luz, composición, … Casi siempre funciona mejor en esos periodos entre la vigilia y el sueño. Me funciona mejor como ejercicio mental que como tarea de revisión de mi propio stock.

Y al final empiezo sin saber muy bien cómo va a acabar. Un pequeño salto de fe que muchas veces acaba en lo que veis. Otras no sale, o espera meses hasta encontrar un escenario mejor, sus elementos, en definitiva su propio resultado.

150163003

 

¿En qué lugar de este mundo construirías tu paisaje entrópico ideal?

No sé si entiendo muy bien esta pregunta … Pero digamos que protagonistas arquitectónicos me sobran. A veces me gustaría contar con fotografías aéreas propias para poder cambiar la perspectiva, pero no lo considero muy determinante. Me apaño.

Donde más necesidades tengo es en los entornos. Viajo poco, lo que en sí es una limitación, pero eso mismo te hace buscar escenarios en tu propio entorno. Otro reto.

Pero pienso que la solución no es irse a la otra parte de la Tierra, sino contar con el tiempo para explorar sitios pudiendo elegir la hora, el clima y la luz. Terrenos inhóspitos y caóticos en sí mismos pueden encontrarse en todas parte. Solo hace falta ganas y algo de tiempo para ir a fotografiarlos.

Me veo poco hábil para crear grandes extensiones de arena. Hace tiempo que busco un desierto de arena en el Cantábrico (puede parecer una locura) pero no lo encuentro. Así que mi sitio ideal, ahora, podía ser un desierto infinito. Aquí me estoy dejando influir  por el paisaje entrópico real del Mar de Aral.

150224012

 

La fotografía es arte, es un medio de expresión que hoy día se propaga rápidamente por las redes. ¿Con esa globalización de la fotografía piensas que sería un buen momento para transmitir ideas que intenten cambiar un poco a la sociedad?

Siempre es buen momento para cambiar la sociedad. Quizá sea cosa mía, pero la sociedad está falta de muchas cosas. Así que por ahí sí.

Pero como ocurre con los cultivos, o los tiestos por más cercanos, cuando la tierra está muy seca, ni el agua se queda. Y cuando veo una foto que trasmite, que cuenta, que incluso denuncia, y ya sea porque nos cuesta, porque tenemos prisa, o porque pasamos de implicarnos, no expresamos absolutamente nada, o lo hacemos de manera denunciablemente somera, pierdo la fe en poder cambiar algo. Aún así no intentarlo es peor.

Repito, este y cualquier momento es bueno para trasmitir ideas. Y mi reto es hacerlo de manera más efectiva para que lleguen mejor. Veo la tierra muy seca aún, pero intento regar.

150431059

 

Si queréis seguir paseando por los trabajos de Iñaki os recomiendo su página : http://www.imarquina.es/

 

Autor: Vicente M.

Compartir este artículo en