EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA EN CUIDADOS “JEAN WARD”
Oct24

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA EN CUIDADOS “JEAN WARD”

  Una vez fallado el concurso de fotografía realizado en colaboración con el Colegio Oficial de enfermería de Asturias (CODEPA) las fotografías ganadoras y una selección de fotos participantes expuestas en el Edifico Asturias en el Parque Científico Tecnológico de Gijón. Estarán hasta el próximo 12 de Noviembre en horario de 9 a 20 horas, en el Edifico Asturias en el Parque Científico Tecnológico de Gijón. Durante la misma podéis votar a la foto que más os guste para otorgar el premio popular mediante los códigos QR que están presentes, recibiendo la obra ganadora una TV cortesía de AMA....

Leer más
Inauguración exposición fotográfica “La poesía de las líneas” de Karolo Suárez.
Oct08

Inauguración exposición fotográfica “La poesía de las líneas” de Karolo Suárez.

El próximo día 13 de octubre en la sala de exposiciones del Hospital Valle del Nalón de Langreo, y a las 13 horas, se va a proceder a la inauguración de la exposición “La poesía de las líneas” de Karolo Suárez. Karolo Suárez es un fotógrafo asturiano que comenzó su trabajo en la época analógica, y que posteriormente ha sabido adaptarse a la nueva época digital. Con una amplia experiencia participa activamente en el mundo de la fotografía asociativa, y muestra su trabajo tanto en este mundo como en su difusión online. Ha presentado diversos trabajos destacando entre ellos “los guardianes de Oviedo” y “la poesía de las líneas” obra esta última que tiene un largo recorrido expositivo ( Ceuta, Puerto der Vega, Langreo, Rosario Argentina, etc), así como su presentación y participación en diversas conferencias virtuales, cosechando un gran reconocimiento y  éxito. Es miembro de la Asociación Fotográfica Asemeyando desde su fundación en el año 2009  “La poesía de las líneas” es un trabajo que consta de 30 fotografías en blanco y negro sobre la arquitectura de varios edificios emblemáticos del norte de España, que muestran la especial forma de mirar del autor, mostrando la magia poética de esos rincones cercanos que si un ojo avispado a veces nos pasan inadvertidos, quizás por cotidianos. La obra estará presente del 13 de Octubre al 3 de noviembre en la sala de exposiciones del Hospital Valle del Nalón (Riaño-Langreo) en la primera planta del edificio de consultas externas, siendo esta...

Leer más
Heart Crash Attack
Oct05

Heart Crash Attack

LA CANCIÓN DEL BISONTE    La tarde se vistió de otoño para recibir la presentación del foto-libro Attack-Crash-Heart de José Badás en el MUSI de Langreo.   Con pantalón negro y polo crema, estilizado. De pelo fino, rubio y ralo, con más perilla que barba, navegaba el autor.   No lo conocí hasta ese instante, y tuve la impresión de que se asemejaba a esa mujer de luto sumida en sus oraciones ante el respaldo de un banco de la iglesia de turno, con la vista clavada en un Jesús de madera, y al finalizar el rezo, su rostro tiene la expresión de quien acaba de despertar, para de seguido, adquirir la inefable melancolía de todo cuanto vive.   La obra, con guiños simbólicos, abstractos, amasados en tiras de tebeos, sin moralina ni moraleja, gira a ritmo concreto en torno a un drama personal; momentos de oscuridad, tierras en peligro, sentimientos que atormentan, pesquisas en el tiempo, olores de madreselva al atardecer.   Cuando comencé a escuchar la planificada pormenorización de los estados físicos y mentales por los que atravesó el autor, relacionándolos con objetos observados en las calles, plasmados posteriormente en obra fotográfica, quise levantarme y salir del lugar a toda pastilla.   El relato me trajo a la mente dolorosos recuerdos, fragilidad, amargura. Era como estar en un falso llano donde decanta el agua tras la tormenta, hirviendo en siesta, entre efervescencia de charcos y aire de vendedor de trapos que avanza día a día achinando los ojos, como a tientas. No podía con ello pues era como caminar con la seguridad de un sonámbulo.   Pero la casualidad hizo que entre mis manos reposara el foto-libro por la última fotografía: un desnudo lateral del autor con su mujer, abrazados, transformando la pena en deleite como quien tañe una guitarra.   ¡Qué curioso me resulta el apelativo foto-libro! Opuesto al propio nombre: libro. ¿Será por aquello de la cuestión comercial?   Las personas tendemos a ser ambiguas y ambivalentes con respecto a nuestros pensamientos y emociones, aunque de cuando en cuando, alguien tiene la comprensión consciente de cómo es su mundo, e inflamándose de interés y pasión es capaz de reflejar enorme riqueza y complejidad. Así, el significado se encuentra en la proyección sobre la obra de las emociones vividas por José Badás, el cual no confunde la luna con el dedo que apunta a ella.   Descripciones abstractas ilustrando experiencias reales. Como verse en un océano retomando una existencia anterior de nómada, compartiendo los trabajos y las frugales comidas con un puñado de marineros lanzados a la aventura en un barco clandestino, durmiendo sobre el puente...

Leer más
Presentación del libro Heart Crash Attack de José Badás
Sep24

Presentación del libro Heart Crash Attack de José Badás

José Badás, fotógrafo, creador, artista, provocador… es difícil definirle, pero seguro que una vez veas su obra, te volverás adicto : https://josebadas.wixsite.com/fotografia/retratos Ponente del primer Congreso EXODOS, miembro destcado de los foros EXODOS, y Ojo Digital, comunicador y creador incansable, nos presenta su libro. Será el próximo 2 de Octubre en el MUSI de Langreo, con aforo reducido   OLYMPUS DIGITAL...

Leer más
SILLE SANAT
Sep06

SILLE SANAT

              El pasado viernes día tres, acudí a la Pinacoteca Eduardo Úrculo en Langreo, lugar donde se inauguró la exposición fotográfica Sille Sanat Sarayi.             Cuando acudo a estos lares fotográficos me olvido de todo, y aunque en apariencia sereno, mis facciones denotan la excitación del momento. Lo sé, porque sin quererlo aprieto los dientes.             Carezco del poder bivalente del fuego. No soy pariente de Hefestos. Mis conocimientos del mundo onírico se ubican entre la penumbra del pasillo y mi barba enmarañada. Luego no comentaré las expuestas en Sille Sanat.             En la pinacoteca, las fotografías hablan un idioma diferente. Son un murmullo extraño, quizá confuso, que parece provenir del interior de los fotógrafos que exponen. Me detuve para escuchar con atención, mientras en el exterior, un sol apagado brillaba a través de un ligero velo de nubes             Cada animal, cada árbol, cada brizna de hierba es radicalmente distinta en los diversos continentes que alberga la Tierra. Las fraccionadas imágenes avivan la curiosidad. Cada mirada es expectación e invitación a la exploración, quizá fugitiva, quizás a una reflexión cogida al vuelo, quizás a el rincón de un drama. Es lo único que permite comprender e interpretar esos horizontes fotográficos, esos pulsos cortos en pausas largas, libres, brillantes, que de otro modo serían estériles.             Las tomas poseen la facultad de trasponer de espectador a morador, a formar parte de ellas, como la Vía Láctea.             Aprecio que cada fotógrafo lleva en sí un mundo compuesto por todo aquello que ha vivido, odiado, amado. Yo lo traduzco a la conmoción causada por la especia de la pimienta durante el reinado de Enrique IV de Inglaterra. Ésta enloquecía a los ricos de tal manera, que la corte ponía sus granos en estuches para mordisquearlos. Esas sacudidas visuales, olfativas, ese calor subiendo por los pómulos e instalándose en los ojos, esa quemazón exquisita en la lengua agregaba un nuevo registro a los teclados sensoriales. Así, los autores han podido elegir y mostrar a posteriori, lo que a los dioses le sobran y otros rechazan.             Quizás hoy en día, mi máxima pasión—aparte de los dos Miuras—sea descubrir novedosas realidades, cambios en la percepción, dimensión y significados que otros fotógrafos plasman por medio de su capacidad de observación y creación. Algo similar a un eclipse lunar, que con tiento anoto su inicio, evolución y final, para después, atreverme a comentarlo.             No trato precisamente de cumplir con mi destino, sino más bien de intentar toparlo. Eso es lo que cebo averiguar. Hacia donde me dirijo. Al infierno, acaso.             En la impávida soledad de la pinacoteca, entre muros y aceras,...

Leer más